Proyecto pionero de la Usach gradúa a migrantes que aprobaron su nivelación de estudios de enseñanza media

Cincuenta y cinco miembros de la comunidad haitiana residente en el país, recibieron sus licencias de 3° y 4° medio, en el marco del Programa de Regularización de Estudios Migrantes; iniciativa pionera desarrollada por la U. de Santiago, a través del Instituto Comercial Eliodoro Domínguez Domínguez, cuya administración delegada está a cargo del Plantel. “Este primer Año Escolar de la Escuela Migrante constituye un hito que refuerza el compromiso social que caracteriza a la Usach, reflejando la mirada global y multicultural que esta Institución desarrolla en su quehacer”, sostuvo el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid.

En una emotiva ceremonia desarrollada en el Aula Magna de nuestro Plantel, cincuenta y cinco miembros de la comunidad haitiana residente en Chile, recibieron el diploma que certifica su egreso de la Escuela Migrante de la Universidad de Santiago.

La iniciativa, que partió en marzo de este año, buscó asegurar su inclusión educativa a través de la nivelación de estudios en educación media.

Las clases fueron impartidas por profesores del Instituto Comercial Eliodoro Domínguez Domínguez -administrado por nuestro Plantel-, más un facilitador del idioma creole y un coordinador pedagógico.
También hubo talleres de español, formación para el ejercicio de la ciudadanía y habilidades digitales, cuyos objetivos fueron permitir a los estudiantes contar con herramientas para insertarse en la sociedad chilena.

La ceremonia fue presidida por el Vicerrector de Apoyo al Estudiante, Dr. Bernardo Morales Muñoz, en representación del Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid. Estuvo acompañado de la coordinadora académica del Centro de Estudios Migratorios de nuestra Universidad, Dra. Adriana Palomera Valenzuela.

De las autoridades del Instituto, estuvieron presentes el director Manuel Villegas Gómez; Carlos Mora, Inspector General; Eva Duarte, coordinadora de formación técnica; Camila Contreras, coordinadora del plan general; Alonso Benavides, orientador y coordinador pedagógico del programa; David Charles, facilitador del programa; además de profesores y profesoras de la comunidad escolar.
Compromiso social

«Este primer Año Escolar de la Escuela Migrante constituye un hito que refuerza el compromiso social que caracteriza a la Usach, reflejando la mirada global y multicultural que esta Institución desarrolla en su quehacer”, sostuvo el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid.

Al mismo tiempo agregó que «estamos satisfechos con lo alcanzado, ya que hemos aportado concretamente a otorgar mejores oportunidades a estos hermanos y hermanas, y así propender a una sociedad más justa y equitativa , apartando toda forma de discriminación».

En ese sentido, el Rector Zolezzi puntualizó que «hoy vemos los primeros resultados de un proyecto pionero en el área educativa intercultural, puesto que se promovió el respeto e intercambio entre culturas, se fortaleció la tolerancia entre los grupos minoritarios y mayoritarios, y se desarrolló la percepción de la diferencia como un valor y no como una falencia».

Transformar problemática en solución

El director del Instituto Comercial Eliodoro Domínguez Domínguez, Manuel Villegas Gómez, reveló que «el desafío era grande, pues ni siquiera nuestro país se encuentra preparado para dar cabida a la problemática migrante».

«En este sentido, nuestro programa transformó esa problemática en solución, afrontando toda forma de discriminación y racismo, dando cabida plena a la dignidad humana y a los derechos humanos», manifestó Villegas.

Además de entregar los diplomas a los 55 estudiantes del Programa de Regularización de Estudios Migrantes, dos estudiantes recibieron la distinción a la excelencia académica: Junior Thelisfort Jean Baptiste y Michelet Cadet.

Tras la premiación, Marie Mika Fidel se dirigió a los presentes en representación de sus compañeros y compañeras. «Nuestros agradecimientos, en primera lugar, son para la Universidad de Santiago de Chile por esta iniciativa en beneficio de la comunidad migrante, que para nosotros como haitianos representa la integración a la sociedad chilena», indicó.

Por último, los estudiantes licenciados reconocieron, a través de un presente, el apoyo, cariño y entrega de las y los profesionales de la educación que trabajaron en el Programa.

Autor: Carolina Reyes Salazar
Fotografía: Marco Avilés
Fuente: USACH al día